Decoración Años 50

Decoración Años 50

 

Hoy os traemos una nueva entrada a nuestro Blog, dedicada a la época de los años 50. Cada época tiene algo especial que la caracteriza, y lo que hace que sea especial es que por muchos años que pasen, se sigue recordando por el estilo de vida, los colores, étc.

Los años 50 se caracterizaban  sobre todo a la hora de decoración por sus colores, por el mobiliario que ahora denominamos retro, las combinaciones de psicodélico,…

Si volvemos la vista atrás y decidimos centrarnos en los salones de aquellos años, uno de los elementos fundamentales que tomaremos de referencia es el sofá, esa pieza de color extravagante, con una forma muy determinada, y sus pequeñas patas, que lo elevan del suelo unos centímetros. En la actualidad, diferentes fábricas de mobiliario, lo han tomado como referencia y han fusionado ese estilo de sofá, en uno de las mismas líneas, con colores menos llamativos, y han intentado hacerlo mucho más cómodo para el día a día. Las paredes de estas estancias, todas ellas empapeladas con estampados psicodélicos, colores chillantes, y sin dejar ni un espacio libre en la pared, se han cambiado por pequeñas franjas de papel, combinadas con colores mucho menos atrevidos, incluso en muchos hogares, se opta por la combinación de estos tipos de papel con tonalidades pastel.

Si miramos a los suelos de los salones de esa época, predominan las alfombras con pelo largo, que hacen de estas estancias, lugares mucho más acogedores, donde el suelo se usa también para noches de largas conversaciones. Como complemento perfecto para el sofá, y la alfombra, no podemos olvidarnos de la mesa baja, ese soporte al que damos muchísima utilidad, cuando pasamos el día en nuestro sofá.

Los dormitorios de los años 50, que te enamorabas a primera vista con sus camas redondas, las cuales ya no encontramos porque en la actualidad lo que buscamos es la practicidad del día a día, para tener un dormitorio de estilo años 50, lo podemos conseguir con pequeñas pinceladas de este estilo, como por ejemplo, empapelando la pared del cabecero, el resto de paredes las pintamos de un color que lleve el papel, pero no hace falta que sea el que predomine. La cama de la medida que deseemos, los textiles los pondremos jugando con el resto de la combinación de colores, es decir el edredón o colcha, lo escogeremos en un color que tenga mucha fuerza, del mismo tono podemos poner detalles en lo cojines, y el resto de ropa de cama en colores neutros, para que cuando hagamos una vista general de la cama, no nos emborrachemos del mismo color, y dejemos al resto de tonos respirar.

Otra de las partes principales a la hora de decorar vuestro hogar, es la entrada de la casa. Cuando llegamos a nuestra casa, necesitamos sentirnos cómodos, tener la sensación de que ya hemos llegado a nuestro hogar. Para ello, y siguiendo el estilo de los años 50, podemos decorar con papales pintados, colores atrevidos, y no podemos olvidarnos de poner en la entrada todo lo que necesitemos para nuestra funcionalidad, un zapatero si nos gusta cambiarnos el calzado al llegar, un perchero para dejar los abrigos, una vacía bolsillos para las llaves, etc.

Decorar con el estilo que hemos tratado no es difícil, simplemente es encontrar los objetos deseados y sobre todo jugar con el color y los estampados. Elegir el mobiliario con líneas redondeadas y curvas, mesas con encimeras de cristal,… y por último ayudarnos de complementos como cojines, cuadros, etcétera,  que son el complemento perfecto de una decoración estudiada y delicada.

Compartir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *