Jugando con el Color

Jugando con el Color

Cualquier interiorista actual intenta crear un espacio acorde a la petición de su cliente, y que a la vez sea único. Un diseño especial e inigualable.

Construir una estancia única a veces requiere apostar por ideas arriesgadas, pero en este punto es donde vamos a encontrar los detalles que nos trasladaran a ese objetivo.

En ciertas ocasiones, escoger elementos decorativos adecuados puede ser una gran solución. Los textiles, como las alfombras en Otoño e Invierno, pueden darnos ese toque que estamos buscando y además aportarnos una calidez que no esperábamos encontrar.

Por ejemplo, en un suelo de parquet en tono Nogal, si introducimos una alfombra adamascada en tonos beige esto nos va a aportar primero una forma de dividir el espacio, y si la situamos debajo de los sofás y de la mesa de centro, vamos a obtener más calidez y un toque extra de luminosidad.

Si decides utilizar este pequeño consejo para que tu salón tenga una zona única, te recomendamos que elijas una alfombra lo suficientemente grande como para que queden aproximadamente entre 7 y 10 centímetros de margen limpio, lo que aumentara esa sensación de “isla” y hará más individual el diseño.

Compartir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *