El Estilo Romántico

El Estilo Romántico

El estilo Romántico transmite mucha calma y energía positiva. Es una gran opción para aquellas personas a las que les gusta estar rodeadas de delicadeza y sutileza.

Sus principales tonos son los blancos, beige, rosas, en definitiva un sinfín de tonos pasteles. Este estilo está marcado sobre todo por la energía floral, en ello se basan sus tonos y estampados.

El punto principal de Romanticismo es crear ambientes únicos, donde se transmita mucha calma. Para conseguir el efecto romántico tenemos que jugar con los tejidos, las líneas en los muebles… El Romántico, surge en esencia del Neobarroco, desarrollado principalmente en Paris. En el mobiliario de esta época, destacan los muebles Isabelinos, Alfonsinos, las sillas Luis XV y XVI,  donde se encuentran preciosas tallas de ebastinera. Y en cuanto a técnicas para el acabado, destacamos sobre todo el pan de Oro, que convertía los muebles en auténticas obras de arte.

En la actualidad, se han recuperado muchos muebles de este estilo, en maderas nobles, que acabados con una pátina Blanca hace que estilo obtenga un toque más actual.

A la hora de hablar de Tapicerías, hablamos sobre todo de telas estampadas, por motivos florales, o telas como el toile de you, que se han ido quedando con el paso del tiempo en pequeños detalles como en cojines, alguna cortina, etc. Ahora buscamos tapiceras más limpias en tonos blancos o beige, para evitar decorar zonas demasiado cargantes.

Una propuesta en este estilo y de lo más actual, sería por ejemplo el salón de nuestro hogar. Una mesa ovalada como mesa de comedor, con las patas y el armazón en blanco patinado y el tablero de la misma en un tono de madera lavada de roble, encima de la cual podemos colocar unos candelabros de cristal.

La mesa la acompañaríamos con 6 sillas Luis XVI, con la tapicera en beige, y el armazón de madera también en blanco satinado. Para la zona de estar, elegiríamos un sofá de líneas clásicas, acompañado por dos sillones y la tapicería en beige, encima 4 cojines conjuntados en estampado de flores y lisos de un color complementario a las flores.

En la mesa de centro, también en los mismos tonos que el resto de muebles, un par de marcos de fotos, y en una esquina un pequeño arreglo floral. Mueble bajo para la TV, en la misma colección. Los textiles de las cortinas, un visillo blanco, liso, que nos ayude solo a tamizar la luz, y para los más atrevidos con este estilo, un par de caídas con un estampado floral, por ejemple de Peonias en tono Rosa Empolvado.

Y para terminar nuestro proyecto, elegiríamos una lámpara de araña en cristal incoloro, colocada encima de la mesa de comedor, una pequeña lámpara de mesa auxiliar encima del mueble de la TV.

Una propuesto con que seguro que vuestra estancia triunfa, y que podréis disfrutar en ella día a día, pues una decoración muy sutil, pero a la vez con fuerza, y que no pasará desapercibida.

Compartir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *